Trasplante Pelo

Trasplante de Pelo – Técnicas FUT-FUSS y FUE

El trasplante de pelo es un tratamiento quirúrgico poco invasivo en la que los folículos pilosos genéticamente sanos y no susceptibles a su pérdida (por lo general de la franja permanente del cabello en la parte posterior y los lados de la cabeza) son trasplantados a las zonas alopécicas del cuero cabelludo, con técnicas modernas como la FUT-FUSS y la FUE, que consiguen unos resultados naturales y satisfactorios.

El uso de estas técnicas modernas, con instrumentación de última generación y un equipo especializado, se consigue crear una apariencia natural, en el nacimiento del pelo, la densidad y la cobertura más apropiadas a cada paciente.

Los efectos secundarios del trasplante de pelo son relativamente menores y las complicaciones graves son extremadamente raras.

El trasplante de pelo se realiza de forma ambulatoria mediante sedación leve.

Diferencias de la Técnica FUT-FUSS y FUE

La única diferencia entre estas tres técnicas es el modo de recolectar las unidades foliculares que se han de utilizar en el trasplante de pelo

Técnica FUT-FUSS

trasplante de pelo tecnica FUT-FUSS


Esta técnica consiste en extraer una tira de tejido del paciente de la parte posterior o lateral de la cabeza (zona donante), para diseccionarla, extraer y separar las unidades foliculares, utilizando estereotipos microscopios, para a continuación trasplantarlos subcutáneamente en cada micro-orificio que se han realizado mediante bisturís y pinzas de microcirugía en el área alopécica o calva (zona receptora)

La herida resultante de la extracción de la tira es meticulosamente suturara usando una técnica estética conocida como “cierre tricofítico”, que permite que el pelo crezca a través de la cicatriz haciéndola casi invisible.

Con esta técnica los cabellos que se pueden trasplantar son alrededor de unas 5.000, siempre que la zona donante lo permita.

Técnica FUE

trasplante de pelo técnica FUE


Es una técnica donde las unidades foliculares se extraen de forma individual de la zona donante utilizando una pequeña herramienta de corte para inplantarlos en la zona alopecica de la misma forma que en la técnica FUT-FUSS. Los agujeros resultantes en la zona donante son tan pequeños que se curan por si solos sin necesidad de suturas. La supuesta ventaja de esta técnica es que al contrario que en FUT-FUSS, es que no deja ninguna cicatriz.

Pero tiene el inconveniente, de que en esta técnica no se pueden trasplantar más de 2.000 cabellos por sesión. Por lo que en alopecias extensas se tendrá que realizar más de una operación.

Experiencia comoda

Parte de nuestra filosofía es que el trasplante de pelo debe ser una experiencia cómoda y prácticamente sin dolor. Con el uso de sedación ligera, anestesia local y técnicas suaves y meticulosas, la gran mayoría de nuestros pacientes informan que experimentan poco o ningún dolor. Muchos disfrutan de la experiencia, haciendo preguntas y charlando con el cirujano y el personal sanitario, escuchan música o ven una película durante el procedimiento.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies